Mi nombre es Ana Durán y estoy con los Pastores Blazque. Por 4 meses estuve sin línea telefónica ni servicio de internet Cantv por una falla masiva del sector. Oré por la restauración del servicio de comunicación, por la manifestación dela cobertura y justicia de Dios, partiendo del hecho que los servicios de comunicación son una necesidad y derecho de todo ciudadano. Declaré creyendo como hija del Dios Padre todopoderoso, omnipresente y omnisciente, que todo aquel queformaba parte de la solución de la falla que abarcaba las 2200 líneas telefónicas, sería movido y guiado a resolver y fluir en la solución; y que así como en el cielo, en la tierra ángeles moverían a los responsables a resolver el problema.Hice el reclamo de la avería y me mantuve en seguimiento, unida con los vecinos del edificio y sector. Desde ese momento, oraba con frecuencia y declaraba en oración que ya estaba hecho. Días después, vi en un sueño que la línea era restaurada.Di gracias a papito Dios por su cuidado, por su amor de Padre que está presente en mi vida y cada día en adelante, di gracias creyendo que la línea estaba en funcionamiento. Finalmente, a los pocos días fue restaurado el servicio.¡Gloria a papito Dios!. La fe y la confianza en su grandeza, mueve montañas, en nuestro Padre todopoderoso, Dios vivo, que obra maravillas cada día.

Testimonio de Fe

Ana Durán

Mi nombre es Ysbel Ruiz, vivo en Perú y participó en las reuniones con los pastores: Yelitza y Jonathan Barreto. Mi testimonio es acerca de sanidad.

Al reconectarme con Dios a través de la célula he vivido varios milagros. Uno de ellos es acerca de mi hijo, él estaba jugando Básquet y se cayó, se le salió el hueso de la rodilla, no podía caminar del dolor porque era muy fuerte,yendo en ambulancia para el hospital, caímos en un hueco y el hueso de la rodilla volvió a su sitio de una manera sorprendente, porque pensábamos que ese hueso estaba salido hasta que llegamos al hospital y cuando el médico lo vió,dijo que por qué iba si no tenía nada. Cuando llegamos allá él no tenía nada, la pierna estaba intacta, el hueso estaba en su sitio y todo estaba normal.


Testimonio de Fe

Ysbel Ruiz