El domingo 06 de Agosto, en medio de la alabanza, Dios me dio una visión y vi que la plataforma estaba full de ángeles sin alas, ellos recibieron la orden del Señor que se movieran entre el pueblo, estaban por pares, unos tenían unas copas y otros unos mantos, y derramaban las copas en medio del pueblo y les ponían el manto, y yo le pregunté al Señor qué era eso que estaba en las copas y el Señor me dijo: Fuerza, Confianza y Llenura de mi Espíritu, y yo veía que no sucedía nada y caminaban por toda la congregación y de último fueron a mi puesto y El Señor habló de manera personal a mi vida y extendí mis manos hacia Él y me dio unas llaves, me dijo que lo que yo tanto había esperado lo recibía, que todas las bendiciones Él me las estaba dando por cuánto había tenido paciencia, que era mi tiempo y su unción estaba sobre mi y yo apreté duro esas llaves y luego pasó el Pastor adelante y comenzó a ministrar y de allí en adelante la presencia del Señor fue maravillosa y la congregación entró en ese fluir del Espíritu Santo para los que estaban dispuestos a recibir.


Fluir del Espíritu Santo

Doris Reyes

Célula Pastora Judith Bello